Litoral Central

Litoral Central amadrina lo propio pero lo diferencia de lo privado, nos muestra lo íntimo pero lo diferencia de lo individual y eso hermana al lector con el libro y con una esta región: Sudamérica.

Ir a la Lista de deseos

de Alfaro Palma, Diego

editado por audisea

Tres cosas pasan en Litoral Central: un amor por lo simple, un amor por lo poco o lo que podría no estar, y una política que reúne esas dos cosas en forma de decisión. La decisión de que cuando todo marcha a paso progreso, aparezca el verso “la política acuerda una hidroeléctrica” o “tan necesario como mantener una cuota de rencor contra los gimnasios”. Sorprende que esos versos —tan universales, tan conscientemente políticos— están a la par de detalles como este: “Te digo hay robles peumos y boldos para regenerar la tierra / y una flor de azar me respondes una flor de azar una flor de azar / y me calmo.” Oímos al poeta traer las voces de los barquilleros, de los derrotados, junto con las experiencias de la intimidad amorosa en toda su gravedad y su gracia. Se ve en la devoción de este verso: “danos la fe de aguardar la lluvia para las verduras”. Verso que sin la línea anterior sería otro poema y otro escritor: “perdona a esos industriales que no saben lo que hacen”.Litoral Central amadrina lo personal pero lo diferencia de lo privado, nos muestra lo íntimo pero lo diferencia de lo individual y eso hermana al lector con el libro y con una esta región que podemos llamar Sudamérica.